Salomón Rondón falló en el ataque


El Leicester seguirá una jornada más anclado en los puestos de descenso, tras encadenar su sexta jornada consecutiva sin conocer la victoria al empatar en casa 1-1 con el West Bromwich de Salomón Rondón.

Un empate que no premió la mayor ambición del conjunto local ante un defensivo West Bromwich, que a punto estuvo de llevarse la victoria del King Power Stadium, tras adelantarse a los 63 minutos en el marcador (0-1) con un sensacional lanzamiento de falta del centrocampista belga Nacer Chadli. Excesiva recompensa para los de Toni Pulis, que hasta ese momento no habían sido capaces de rematar en ninguna ocasión entre los tres palos, preocupados únicamente por defender su portería.

Todo lo contrario que el Leicester que, aunque sin acierto, trató en todo momento de buscar el área rival, donde se estrelló una y otra vez con la auténtica muralla que el West Brom levantó en torno a su portero. Un muro que los locales apenas lograron agrietar en un par de ocasiones, gracias a un remate del lateral Danny Simpson a los 35 minutos que obligó a lucirse al meta visitante Boaz Myhill y, sobre todo, en un disparo del argelino Riyad Mahrez, que completamente solo en el área a los 51 minutos envió el esférico por encima del larguero.

Fallo del que el internacional argelino logró resarcirse a falta de diez minutos para la conclusión, tras firmar el definitivo 1-1 al enviar a las redes una dejada de cabeza de su compatriota, el delantero Islam Slimani. Un gol que sirvió para evitar la derrota del Leicester, campeón hace dos años, pero no para impedir que los de Craig Shakespeare sigan anclados en los puestos de descenso.


Resultados de la 8° jornada: Leicester 1 – West Bromwich 1,  Brighton 1 – Everton 1, Southampton 2 – Newcastle 2, Liverpool 0 – Manchester Utd 0 Burnley 1, West Ham 1, Crystal Palace 2- Chelsea 1, Manchester City 7 – Stoke 2, Swansea 2 – Huddersfield 0, Tottenham 1 – Bournemouth 0, Watford 2 – Arsenal 1.

Comentarios
Previous Súbete a mi moto: la nueva serie de televisión sobre Menudo
Next Juan Pablo Guanipa: Aquí no hay nada que celebrar