Por qué Apple está eliminando las cookies y cómo podría afectarte


Hace tiempo que las cookies están en boca de muchos internautas. Y es que navegar por la red implica tener que “aceptarlas” bastante a menudo.

Estos pequeños archivos de texto son enviados por sitios web -normalmente, anunciantes- y se almacenan en nuestro navegador para recordar información sobre nosotros, desde la dirección IP hasta el sistema operativo que usamos.

Varios usuarios se han quejado -con razón- de que este sistema afecta a su privacidad, pues muchas veces la única opción posible para poder seguir navegando es aceptarlas.

Pero la multinacional tecnológica Apple ha creado un plan de choque para hacer frente a las quejas con una solución que a algunas empresas les parece radical: desarrollar un sistema anti-cookies en su navegador.

La última actualización de su sistema operativo, iOS 11, evita que muchas páginas web puedan seguir rastreando a los internautas a través de las cookies, reduciendo su número en gran medida.

TIPOS DE COOKIES SEGÚN SU FINALIDAD

  • * Técnicas: controlan el tráfico, identifican sesiones, almacenan contenidos…
  • * De personalización: idioma, tipo de navegador, configuración regional.
  • * De análisis: siguen el comportamiento de los usuarios para medir actividad del sitio.
  • * Publicitarias: permiten la gestión de espacios publicitarios que el editor incluyó en web.
  • * De publicidad comportamental: crean un perfil específico del usuario.
Getty

El objetivo, según la empresa de Cupertino, es proteger la privacidad de sus usuarios.

“Apple cree que los usuarios tienen derecho a la privacidad”, aseguró la firma tecnológica en un comunicado.

“La tecnología de rastreo de los anuncios se ha vuelto tan penetrante que las compañías publicitarias pueden recrear la mayoría del historial web de un usuario. Esta información se recoge sin permiso y es usada para un reenfoque de los anuncios, que es el modo con el que los anuncios persiguen a los usuarios por la red”.

Sin embargo, no todo lo relativo a las cookies es “malo” para los internautas.

Por ejemplo, estos archivos hacen las compras más fáciles, al recordar datos que no tienes que introducir todo el tiempo, o hacen posible la publicidad personalizada, que en algunos casos puede ser del agrado de los consumidores.

El botón “Me gusta” en Facebook es otro ejemplo.

Comentarios
Previous El polémico sensor de huellas dactilares de Reino Unido que detecta si tocaste un condón, consumiste cocaína o tomaste alcohol
Next Escaladores venezolanos inician proyecto de equipamiento en El Caribe